14 jun. 2015

Viaje a Floripa

Eu tenho uma velha história com a ilha ...



Hace poco estuvimos en la isla de FLorianópolis al sur de Brasil. Nosotros vivimos aquí un tiempo hace unos años, así que conocemos la isla casi completa. Por eso voy a dividir los post en las tres zonas donde estuvimos esta vez: Floripa sur (Campeche);  Floripa centro (Lagoa da Conceição y Centro) y Floripa sur-sur (Ribeirão da Ilha).

Bahía de Guanabara en Río, un alto en el camino.



La Isla está en el estado de Santa Catarina, el penúltimo estado de Brasil hacia el sur, por eso mucha gente dice que no es el verdadero Brasil. Es cierto en muchos aspectos, porque hay mucha gente con abuelos alemanes e italianos y muy pocos afrodescendientes. Casi todo el mundo es rubio. Además, no tienen la calidez que uno puede ver de Río hacia el Norte. Pero le tenemos mucho cariño a la isla, de todas maneras.

Está dividida en varios barrios, que se intercomunican por carreteras. El sistema de transportes funciona como la vida de la isla, es decir, cada micro hace un recorrido que va desde el terminal de un barrio al otro, cada barrio tiene su terminal.
 También tiene su propio "centrinho", donde se pueden encontrar supermercados y algunos servicios, pero la actividad principal está en el centro de la isla, un barrio que se llama Centro.

En general -y al parecer aumentó en el último tiempo- Floripa es más un balneario que una ciudad con gente todo el año. Incluso hay barrios o sectores de barrios, que  están vacíos durante la semana y los fines de semana y el verano se llena con gente de todo Brasil, especialmente de São Paulo al sur. Eso hace que a ratos se sienta un poco sola, especialmente en los extremos norte y sur de la isla (Ingleses, Jureré y Ribeirão).
Toda la isla, salvo muy pocos lugares,  está rodeada de playas aptas para el baño, el surf el stand up paddle y todos los deportes acuáticos imaginables. También hay sectores extensos con mata atlántica, selva pura y húmeda, llena de mariposas coloridas, nidos de hormigas, pájaros azules y plantas con todas las formas posibles.

Mamão, abacaxi, banana maçã, aipim, maracujá, batata doce, etc.
Tiene una hermosa tradición de artesanía y folclore, mezclado un poco con el del norte del país. Y se pueden encontrar las delicias que se encuentran también en el resto de Brasil, como mamão, bolo de milho, brigadeiros de todo tipo, tigela de açaí, cocadas, canjica, pastel de banana, pastel de camarão, salgados y, por supuesto, el nega maluca, mítico bizcocho de chocholate con manjar; lo más chocolatoso y manjaroso conocido nunca jamás por el paladar humano.

Los próximos post van a ser un pequeño recorrido por algunos barrios. Me hubiera encantado dibujar TODO, mucho más de lo que hice; pero no alcanza el tiempo para todo lo que uno quisiera.
Hasta el próximo post de Floripa.



No hay comentarios:

Publicar un comentario